Casa de Piedra y Teja

La Casa Campo de Piedra y Teja

J.P.  fue mi primer cliente. Le tengo que agradecer entre otras muchas cosas la confianza que me prestó para construirla en aquel entonces. La casa se construyó dos veces, pues mas tarde la quiso prácticamente igual en otro lugar.

El proyecto se hizo en torno a 1.990. Su gestación fue larga. Se partía de una parcela de unos 1000 m2. A partir de la calle el terreno iva subiendo. Se plantea una vivienda con una planta baja compuesta de porche, estar, comedor, cocina, garaje, un dormitorio, un baño y espacios de distribución. En planta alta se sitúan 3 dormitorios y dos baños, uno de ellos independiente. La distribución, dimensiones, y áreas se pueden ver mas abajo. ( Los planos son una ligera variante de esta construida ) Es una casa compacta, con poco pasillo ya que la escalera arranca y muere céntrica y los distribuidores por tanto consumen poco espacio. Las habitaciones principales se orientan al sur.

Es una casa agradable de vivir, la planta baja está a ras de suelo, y resulta muy cómodo entrar y salir cuando hace buen tiempo. La cocina y el salón-comedor dan al porche situado al sur. Las dimensiones de las habitaciones son en general generosas.

La estructura es de hormigón armado en vigas y pilares. El forjado de cubierta es de viguetas pretensadas de hormigón y el entrevigado es de bovedillas de porexpan. El porche sur se realizó con una losa de hormigón de 15 cm. y tiene unos 2 metros de vuelo. En mi opinión se ha quedado un poco corto. Los materiales empleados son: muros de 1/2 pie de ladrillo, aislante térmico de poliuretano proyectado, y cámara de hueco sencillo. Exteriormente se realiza un chapado de piedra rubia con junta aclarada. La teja es curva vieja. Los suelos de madera en salón-comedor y vestíbulo. Los aleros y el porche sur se forró de madera de teka. El suelo del porche, de 3 m. de ancho es de barro que ha dado buen resultado. Se colocó una lámina impermeable debajo de la teja. A pesar de la poca pendiente de las dos buhardillas, no han dado problemas salvo una pequeña gotera al principio. Laterales de aleros enfoscados con el mismo tono que la piedra. Cimentación de hormigón armado y forjado sanitario sobre cámara de aire de unos 60 cm.. Ventanas de madera de pino y doble cristal.

Se han hecho mediciones del comportamiento térmico y han sido excelentes. La zona del comedor es de doble altura (por su parte central) y tiene comunicación visual con el distribuidor de la planta alta. En el mismo sitio hay una chimenea al interior y una barbacoa en el porche exterior. Al interior se accede por el norte, y la primera vez que se recorre se produce un sorpresa al salir al porche, protegido por los brazos laterales y encontrar la piscina delante.

Una variante interesante de esta casa es la de la perspectiva inferior. Sus brazos también bajan hasta el suelo, pero sus laterales no se hacen tan altos, sirviendo uno de ellos para crear un porche. Aquí la distribución se realiza en una planta fundamentalmente, pudiéndose aprovechar algo el bajo cubierta. Sin embargo la orientación de esta casa es distinta. Sus brazos se orientan al Este y el porche acristalado que se ve, al sur. Su escala se ha reducido mas aún en todos sus lados y se hace mas baja y próxima.
Tal vez de lo mas atractivo de ella es su escala, con los brazos que bajan hasta el suelo, mas a escala de los niños que de un hombre. La casa se hace táctil, accesible y cercana. No es una casa ostentosa, orgullosa, ni altiva ó arrogante. Muy al contrario del gusto a veces frecuente de hacer casas encumbradas, imponentes y soberbias, mas para dar envidia que para ser habitadas, mas a escala social que a escala humana.