manuel monroy pagnon

arquitecto

El arquitecto de la Sierra de Madrid

“Manuel Monroy Pagnonarquitecto madrileño, busca en sus diseños el reflejo de ambientes integrados, la piedra, barro, tejas viejas, pizarra boreal, cuarcitas, terracotas y maderas son elementos naturales que juegan un papel fundamental en sus obras, y que junto al aprovechamiento del espacio y la luz, hacen que cada uno de sus proyectos sea único y especial.»

Accede al último blog

Resumen gráfico de proyectos

Algunos incisos. Una manera de hacer

Tenemos el estudio en Becerril de la Sierra, en una obra con un perfil singular, La Casa del Tejado hasta el Suelo. Estamos atendiendo proyectos con direcciones de obra en otras provincias de España, en zonas como Cantabria, Asturias, Pontevedra etc. y fuera de España como en Portugal, Colombia o Estados Unidos.

La Casa del Tejado hasta el Suelo

La Casa con el Tejado hasta el suelo no te mira, se deja mirar. Renuncia a la usual verticalidad. Tiene la intención de mostrar que es ciega, como son las cosas de la fe y también de la justicia, ajenas a las engañosas apariencias…

(Página en remodelación)

La Casa entre Bosques

La Casa entre Bosques está ubicada en San Rafael, Segovia. El aire amparador de su cubierta, los colores cálidos de la madera y de la filita en rama, evocan como un ensueño primigenio de casa donde refugiarse.

Una entrevista. Leer

 

La Casa del Lago

La Casa de Campo junto al Lago se integra con la naturaleza que la rodea y la contempla desde los ventanales de la planta de arriba.

La Casa de Montaña y Amplios Porches

La Casa de Montaña y Amplios Porches se abre al paisaje, a través de amplios ventanales. El amplio porche protege la casa de la lluvia y el sol. Se ha construido con materiales naturales y colores cálidos.

La Casa de Piedra y Madera entre Encinas

La Casa de Piedra y Madera entre Encinas, es una casa muy agradable para vivir. Aleros amplios. Colores terrosos, óxidos, ocres, marrones.

Una urbanización en ladera

Casas bioclimáticas y ecológicas e integradas en el medio ambiente con Calificación Energética «A». El proyecto de urbanización fue pensado para que cada casa, su volumen y presencia no fuera molesta ni invasiva a las demás.

La Casa de La Colina

La Casa de Montaña Entre Pinos, tiene un frente largo a la calle de acceso, situación poco usual ya que las parcelas suelen ser en profundidad, este tipo de parcelas inducen a una edificación alargada con un gran frente a calle y poca profundidad con lo que la casa pudiera parecer «mas de lo que es»

Un estilo de vida, por los materiales y diseños confortablemente combinados que hacen de sus casas obras distinguidas e integradas.

Los accesos directos al jardín prolongan los ambientes desde las estancias de la vivienda hacia el medio, a través de grandes ventanales, porches y terrazas a las zonas ajardinadas para disfrutar del aire libre y la naturaleza.

Los aislamientos, los sistemas de calefacción, su eficiencia y confort son una de sus prioridades.

Restauración de jardín y casa-palacete del XIX

Villa construida en torno a 1900, con jardines proyectados por Cecilio Rodríguez.

Bocetos de personas

Antonio media uno ochenta. Ojos verdes, mentón triangular, rostro afilado, estudió para mecánico de vuelo. De joven vivió en un barrio acomodado de Madrid y estudio en un colegio privado. Era una máquina de ligar. Le recuerdo llorando un día porque su padre esperaba algo más de el que fuera mecánico de aviones. Se casó y se divorció. La segunda vez se emparejó. Una noche saliendo los cuatro, me sorprendió ver como su mujer lo humillaba ante nosotros. Yo salí en su defensa con una jocosidad...

leer más

El beso infiel

(Ejercicio que consiste en hacer un relato basado en una noticia) El beso infiel Rubén acelera, la rotonda le va a permitir adelantar posiciones y no perderlo de vista. Le sabe mal usar esa forma para ganar puestos pero esta vez tiene el presentimiento que hoy si es una cita. Se sitúa dos coches atrás. La lluvia y la noche ampara su persecución. Está ansioso por saber cómo se desenvolverá el aparcamiento y si algún semáforo abortará el seguimiento. Luis va a su lado. Cuando él aparque, el...

leer más

Juan Carlos

Juan Carlos destacaba por su grueso cuerpo. De trato fácil, campechano y contundente, se estaba separando. Tenía apnea, fumaba y las rodillas le molestaban continuamente. Iba con una muleta. El día que me dijo que se estaba divorciando lo lamenté profundamente. Mas de 30 años juntos, problemas económicos, discusiones en que gastaba cada cual lo poco que tenían fueron irritando la relación mas y mas. El se hizo cargo de un de los tres hijos que tenían. Los otros dos, estaban independizados....

leer más

No creo en el pan

-Hola Alejandro, retomemos nuestra conversación del último día me gustaría saber por qué crees en Dios -No recuerdo la primera vez que oí hablar de Él. Lo primero que me viene a la cabeza es un ser superior, el creador de todo, más tarde me enteré que era el Padre de todos nosotros. Hay una razón para no creer, que suele ser común. Y es que como un padre amoroso puede permitir tanto dolor, tanta injusticia, tanta incomprensión. -Pues si -Habría que hacer algo de historia para entender dónde...

leer más

Un día tranquila

Ejercicio: imaginar cómo es la vida de alguien que vemos por la calle.       Ella estaba sola, sentada junto al ventanal de una cafetería. Leia una revista. Tendría unos 70 años, pelo por el hombro, canoso, jersey de manga corta color hueso, camisa blanca de cuello redondeado, pantalón oscuro, zapatos de charol. Su postura era sencilla, reposada, las piernas cruzadas, el rostro con una leve sonrisa.   Se llamaba Angeles. Vivía en un pequeño apartamento no muy lejos del centro del...

leer más

Una teoria de la esclavitud

Matías: -¿De qué me hablas? Alejandro: - De todos Matías: -Es muy difícil hablar de todos. Alejandro: -Soy un osado Matías: - ¿De los niños también? ¿Son acaso esclavos los niños? Alejandro: - ¿Quieres que empecemos por ahí? Mejor empezare definiendo la esclavitud. ¿Si un niño llora y quiere consuelo o teta o a su madre, y exagera porque sabe que su madre se alarma y corre despavorida, que es eso? Matías: -No recordaba esa época de niño, pero sí, me recuerdo haciendo eso. Matías: -¿Y que tiene...

leer más

Sin titulo

Wetton llegaba a un punto al parecer decisivo. Necesitaba expresar. Y se puso a escribir en tercera persona. Se inventó un personaje. En él volcaría su sentir, todo aquello que no podía procesar bien en primera. ¿Qué le ocurría? Necesitaba volcar y volcar. Así encontraba paz. Una interpretación más pausada de su vida, de su pulso, de su ánimo, de su instante a instante. Se imaginaba alguien de espaldas. ¿Por qué no de frente? Tal vez donde arrojar su carga. Donde echarle todo su pesar. Todo el...

leer más

Caótico o no

Tarde de otoño, una ligera brisa contornea un fresno; ahora para, las ramas apenas se mueven. Ahora casi quieta. En su interior la savia la recorre y alimenta. ¿Qué dice? ¿Qué expresa tan quieta? Imagino el paisaje sin el y es cuando si la vuelvo a mirar, fulgura exultante en belleza. Siempre quieto, siempre ahí, hoy lo miré. Tras ella otra, de hojas más claras, en parte ocultadas. Más joven y al otro lado de la calle. Y tras ellas, fundidas en masa, toda una línea horizontal de manchas...

leer más

Instantes

Héctor conducía por la sinuosa carretera que le llevaba al cercano pueblo donde había convenido el encuentro. Al lado derecho podía contemplar la extensión del mar, inmenso y en calma ante él. Unas verdes praderas junto a la comarcal festejaban está tranquila mañana de otoño. Sus pensamientos eran distraídos, relajados, sin nada en que detenerse, sin ninguna conversación que programar. Todo iría bien. Su brazo izquierdo se apoyaba en la puerta y su mano derecha sujetaba el volante con leve...

leer más

¡Danza pueblo!

Inspirada al oir Oskorri   Ella levantaba los brazos. El la rodeaba en círculos. El humo de los asados los envolvía en una neblina embriagadora. El olor a carne chamuscada sumaba un ambiente mágico. Mesas largas, manteles blancos con jarras de vino y viandas dibujaban un tiempo lúdico y festivo. Una gran casa de amplios y bajos porches amparaban la escena. Las parejas se acercaban al baile. La verde pradera, de un verde vivo, vital, tapizaba el suelo de sus jubilosas danzas. Todo era...

leer más