manuel monroy pagnon

arquitecto

El arquitecto de la Sierra de Madrid

 “Manuel Monroy Pagnonarquitecto madrileño, busca en sus diseños el reflejo de ambientes integrados, la piedra, barro, tejas viejas, pizarra boreal, cuarcitas, terracotas y maderas son elementos naturales que juegan un papel fundamental en sus obras, y que junto al aprovechamiento del espacio y la luz, hacen que cada uno de sus proyectos sea único y especial.»

Ver un reportaje en TeleMadrid.

Accede al último blog

La casa del tejado hasta el suelo en una planta

Resumen gráfico de proyectos

Algunos incisos. Una manera de hacer

Tenemos el estudio en Becerril de la Sierra, en una obra con un perfil singular, La Casa del Tejado hasta el Suelo. Estamos atendiendo proyectos con direcciones de obra en otras provincias de España, en zonas como Cantabria, Asturias, Pontevedra etc. y fuera de España como en Portugal, Colombia o Estados Unidos.

La Casa del Tejado hasta el Suelo

La Casa con el Tejado hasta el suelo no te mira, se deja mirar. Renuncia a la usual verticalidad. Tiene la intención de mostrar que es ciega, como son las cosas de la fe y también de la justicia, ajenas a las engañosas apariencias…

(Página en remodelación)

La Casa entre Bosques

La Casa entre Bosques está ubicada en San Rafael, Segovia. El aire amparador de su cubierta, los colores cálidos de la madera y de la filita en rama, evocan como un ensueño primigenio de casa donde refugiarse.

Una entrevista. Leer

 

La Casa del Lago

La Casa de Campo junto al Lago se integra con la naturaleza que la rodea y la contempla desde los ventanales de la planta de arriba.

La Casa de Montaña y Amplios Porches

La Casa de Montaña y Amplios Porches se abre al paisaje, a través de amplios ventanales. El amplio porche protege la casa de la lluvia y el sol. Se ha construido con materiales naturales y colores cálidos.

La Casa de Piedra y Madera entre Encinas

La Casa de Piedra y Madera entre Encinas, es una casa muy agradable para vivir. Aleros amplios. Colores terrosos, óxidos, ocres, marrones.

Una urbanización en ladera

Casas bioclimáticas y ecológicas e integradas en el medio ambiente con Calificación Energética «A». El proyecto de urbanización fue pensado para que cada casa, su volumen y presencia no fuera molesta ni invasiva a las demás.

La Casa de La Colina

La Casa de Montaña Entre Pinos, tiene un frente largo a la calle de acceso, situación poco usual ya que las parcelas suelen ser en profundidad, este tipo de parcelas inducen a una edificación alargada con un gran frente a calle y poca profundidad con lo que la casa pudiera parecer «mas de lo que es»

Un estilo de vida, por los materiales y diseños confortablemente combinados que hacen de sus casas obras distinguidas e integradas.

Los accesos directos al jardín prolongan los ambientes desde las estancias de la vivienda hacia el medio, a través de grandes ventanales, porches y terrazas a las zonas ajardinadas para disfrutar del aire libre y la naturaleza.

Los aislamientos, los sistemas de calefacción, su eficiencia y confort son una de sus prioridades.

Restauración de jardín y casa-palacete del XIX

Villa construida en torno a 1900, con jardines proyectados por Cecilio Rodríguez.

4 microrelatos

El beso La encontré de espaldas entre el bullicio del aeropuerto. Ella se giró y nos vimos. Sin perder la mirada nos acercamos acelerados el uno al otro. Su proximidad se hizo intensa. Mi corazón latía con fuerza. Sentí su rostro acercarse. Nuestros labios se pegaron. ¡Por fin juntos! El solo contacto de su boca me elevó con vértigo. Nuestras lenguas se soldaron y se perdieron en mil piruetas. Su respiración jadeante me hizo latir mas fuerte si cabe. Perdimos la conciencia de donde nos...

leer más

Siete pequeñas historias

Un laberinto Wetton discurría con prisa. Había vuelto a pasar por el mismo sitio de hace cinco minutos. Aquello no parecía tener salida. ¡Que planificación de calle se dijo! La escena le recordó su vida, en cuantos tortuosos caminos se había enredado tratando de salir siempre repitiendo las mismas cosas como un loco que cree que en su obstinación esta vez tendrá suerte. Un sueño La ciudad estaba iluminada con pequeñas lucecitas que tintineaban discretas. A veces, había algunas notas de color...

leer más

Esos pequeños bellacos

Miré con asombro aquel pequeño bellaco. Era cuando tenía mi estudio en un garaje. La puerta era metálica y ellos la golpeaban con estridencia reclamando que jugara con ellos. Aquel día estaba muy apresurado. Salí con aire de disgusto y mi cara debía reflejarlo. Eran críos marroquíes que solo querían jugar. Mi enfado se les debió transparentar. Otras veces les daba chuches y bizcochos. Ese día solo una mirada severa. No volvieron. No entendieron que las prisas de un hombre adulto son capaces de...

leer más

Los teloneros

El gran grupo vendría después. Ellos comenzaban su andadura en aquel multitudinario concierto por la puerta chica. Habían ensayado y ensayado contra viento y marea, en precario, buscando un lugar donde sus vatios no molestaran. Incluso un día cogieron sus instrumentos y se fueron al campo y con un equipo de generación autónomo pudieron dar tralla a sus virulentos sonidos. Hacia frio pero a pesar e ello, repetían y repetían sus compases una y otra vez. Recuerdan con jocosidad que ese día el...

leer más

Morir juntos

Hola, el ejercicio de esta semana: Escribir una historia sabiendo el final. Es de Antón Chejov: Un hombre, en Montecarlo, va al Casino. Gana un millón. Vuelve a su casa. Se suicida. Tienes que contar cuál es la historia para que tenga ese final. ¡Ánimo y a por el toro! Victor Claudin     Leonid salió del casino con un millón más que cuando entró. Giró su cabeza a la izquierda, se acercó al borde de la acera y levantó el brazo. El taxi se detuvo a su lado. Armyanskiy Lane, 33,...

leer más

Noche de angustia

Querido hijo, en estos momentos siento que tu vida pende de un hilo, y tiemblo. No sé dónde agarrarme para evitar imaginar perderte. ¡Tantas cosas que hemos hablado, compartido y sentido juntos! Sé cómo sientes, lo emocional, lo sentimental, lo divino que eres. Si algún día faltaras, reviviría mi memoria para homenajearte y pervivirte, miraría al pasado olvidado con amor y recuperaría todo aquel instante que estuve contigo. No me perdonaría olvidar ninguno. La grandeza de tu vida lo merece, y...

leer más

El sofá de tela

Carta a mi hija cuando ella tenga 50 años Estimada hija, que pretencioso por mi parte dirigirte una nota a mas de 30 años vista. Tal vez no estes o las hayas perdido u olvidado, y pretencioso adivinar a que edad esta carta la llegues a entender y cuando pueda arrancar un largo sentimiento de comunión conmigo. Se que ahora no es posible, tu juventud creo no deja. Los padres pasamos de ser dioses a diablos, y solo el tiempo, la experiencia propia, nos da un tamiz que permite tal vez entenderles...

leer más

El vagabundo

Se perdió. Abandonó a la familia. Vagó por las calles. Estaba destrozado mentalmente. Sin remedio, sin vuelta atrás, cada vez peor. Perdió todas las amistades. Pasaba frio y calor. Mendigaba cuando tenía hambre Bebía para olvidar lo perdido. No hacía caso de la taquicardia que le producía el alcohol. Quería morir y pronto. Varias veces lo llevaron a urgencias. No tenía dinero para la medicación. Fue perdiendo la memoria, la poca cordura que le quedaba, no entendía nada. No se entendía así...

leer más