En la línea de usar materiales naturales, con una concepción bioclimática y criterios pasivos, tres constantes en los trabajos que estamos desarrrollando, surge este proyecto que trata de integrarse en un entorno diferente a la sierra y con un caracter mas moderno. Se parte de un volumen principal a un solo agua, al que se le añade un cuerpo cúbico con cubierta plana y otro volumen mas pequeño que cierra la composición.

 

Vista sur-oeste desde el acceso peatonal a la parcela

En esta ocasión desaparecen los jabalcones de madera inclinados y las vigas de madera se rematan sin chaflanes lo que le da un aire mas moderno a la cubierta.

Una posibilidad que añadiría  un toque aún mas moderno seria ocultar los pares de madera sobre el plano inclinado de cubierta de tarima de madera aunque en este caso se prefirió dejalos vistos.

El borde del alero tambien se podría modernizar ocultando el remate de madera con una chapa lacada o de cobre.

 

 

 

Alzado sur

Las dos cubiertas inclinadas en esta ocasión se han proyectado con pizarra en rama negra que le confiere un aire mas urbanita. Tambien se podría haber realizado con filita en rama multicolor en el caso de querer mimetizarla mas con el entorno si hubiera estado situada en un ambiente mas rural y menos urbanizado.

La cubierta plana de la cocina queda oculta por el muro de piedra que envuelve este volumen.

Dadas las condiciones climáticas de esta zona, se han incrementado los grosores de los aislamientos de cubierta para protegerla del calor estival, realizandolos con fibra de madera y corcho de alta inercia térmica.

La vivienda se calienta y refrigera, a parte de con su diseño pasivo, con un sistema de aerotermia de alto rendimiento.

Sección este-oeste

La vivienda se desarrolla fundamentalmente en una planta con superficie construida de 180 m2. Tiene 3 dormitorios, un salon-comedor, una cocina, con dos baños (uno de ellos en suite) y un vestidor para el dormitorio principal. Los porches computada la superfcie real menos un metro de vuelo es de 18.75 m2. La cocina y el salón se abren a los porches dando una continuidad espacial interior-exterior. Un altillo diáfano completa el programa sobre rasante. En este caso se ha proyectado un sotano donde se situa el garaje y un espacio de lavanderia y cuarto de instalaciones.

El salón-comedor comparte el plano inclinado de la cubierta que le confiere una variedad de escalas.

En los porches, de gran vuelo, se suprimen los pilares para evitar marcar un limite entre este espacio y el jardín y mantener la continuidad espacial y visual desde el interior de la vivienda hasta la zona ajardinada.

 

Planta baja